lunes, 16 de enero de 2017

Continúa la purga sangrienta entre grupos del crimen organizado en Guerrero: GCG



 Acapulco, Gro., enero del 2017 (IRZA).- Los seis cuerpos humanos desmembrados (decapitados) que la mañana de este lunes aparecieron en una calle que desemboca en el bulevar Vicente Guerrero de la ciudad de Chilpancingo, así como las cuatro personas ejecutadas en Chilapa entre el domingo y la mañana de este mismo día, son consecuencia de una purga mortal entre grupos del crimen organizado que operan en la región centro del estado, dijo el vocero en materia de Seguridad Pública del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Álvarez Heredia.

Álvarez Heredia confirmó que este lunes por la mañana fueron localizados los restos desmembrados de seis personas dentro de bolsas negras que fueron dejadas en el toldo de una camioneta marca Ford, tipo Eco Sport color roja, la cual estaba estacionada sobre la calle prolongación Nicolás Bravo casi esquina con el Boulevard Vicente Guerrero, en Chilpancingo.

El vocero detalló que casi de manera simultánea, fueron hallados sin vida los cuerpos de dos personas del sexo masculino, que estaban tirados a un costado de la carretera interestatal que conduce de Tixtla a Chilapa de Álvarez, justo en el crucero que lleva a la comunidad de Amate Amarillo. Los cuerpos presentaban visibles huellas de tortura, estaban amordazados y vendados de los ojos, así como amarrados de pies y manos con cinta industrial.

Asimismo, en el interior de una vivienda ubicada en la comunidad Ahuihuilulco, municipio de Chilapa de Álvarez, fueron encontradas otras dos personas privadas de la vida por arma de fuego, las cuales también presentaban huellas de tortura y estaban amarradas de pies y manos.

En la región centro de Guerrero que comprende municipios como Chilpancingo, Tixtla y Chilapa de Álvarez, existe una fuerte disputa por el control en el trasiego de drogas entre las bandas de los Ardillos y los ahora autodenominados Los Jefes que anteriormente se conocían como los Rojos, los cuales son responsabilizados por las autoridades de ocasionar la violencia que ha dejado decenas de muertos en esa región de Guerrero.


Se informó que por la forma y el tiempo en que se desarrollaron los referidos tres hechos de sangre y muerte, no se descarta que puedan estar relacionados unos con otros, pero que corresponderá a la Fiscalía General del Estado (FGE), determinar esa situación luego de llevar a cabo las investigaciones correspondientes.
Publicar un comentario